Por Antonio Rosselot
29 julio, 2021

Después de tres años en el mundo de la competencia, Ross —y su cómica mandíbula superior— llegó a un refugio animal en Inglaterra y actualmente busca conquistar a una familia para ser adoptado. “No puede esperar a ver lo que este gran mundo tiene guardado para él”, dicen desde el albergue animal.

Les presentamos a Ross, que pasó sus primeros casi tres años como galgo de carreras en Inglaterra. Hace muy poco se retiró de ese mundo y llegó a un albergue animal, lo que significa que aún no ha podido sentir el placer de vivir bajo el techo de una familia.

El perrito está ahora mismo disponible para adopción, y tiene una característica que lo hace aún más irresistible que los otros canes disponibles: su cómica y tierna sonrisa, marcada por una prominente mandíbula superior.

TeamDogs

Desde Cheshire Dogs Home, la organización animalista que acogió a Ross en sus instalaciones ubicadas en Warrington, el can pasó directamente de las carreras al albergue y siempre ha estado rodeado de otros perros, por lo que podría mostrar comportamientos de cachorro al llegar a un eventual nuevo hogar.

Sin embargo, eso no quita que pueda ser un gran compañero, muy fiel y dispuesto a compartir y aprender cosas nuevas.

“Ross es un chico muy entusiasta que recientemente se retiró de las carreras. No puede esperar a ver lo que este gran mundo tiene guardado para él (…) los galgos adoran complacer y pueden ser entrenados con paciencia, consistencia y refuerzo positivo”.

—Vocero de Cheshire Dogs Home a TeamDogs

A la vez, desde el refugio animal comentan que la mayoría de los galgos no saben cómo sentarse, subir escaleras o jugar simplemente porque no lo han aprendido.

TeamDogs

Lo mismo con los elementos que conforman una casa, a los que si bien estos perros pueden adaptarse generalmente con rapidez, necesitan un tiempo para conocerlos e incorporarlos a su mapa mental.

El hogar ideal para Ross sería libre de gatos u otros animales pequeños, ya que algunos de los exgalgos de carrera tienen un instinto cazador incorporado desde muy jóvenes.

“Es sociable con otros perros grandes; sin embargo, los perros que tienen un sentido desarrollado de la caza pueden confundir a un can pequeño corriendo en un parque con una de las presas que perseguían en sus entrenamientos (…) le encantaría tener un jardín seguro donde pueda correr y jugar seguro”.

—Vocero de Cheshire Dogs Home a TeamDogs

TeamDogs

Con esa “zonriza tan zimpática”, es imposible que Ross no encuentre una familia que lo quiera y que le entregue amor para el resto de su vida. ¡Esperamos que el trámite resulte más pronto que tarde!

Puede interesarte