Por Lucas Rodríguez
2 marzo, 2022

Evi fue como los rescatistas griegos llamaron a la foquita de solo siete días. Al quedarse sola, la cría sufrió una bronconeumonía, requiriendo atención médica inmediata.

Los expertos en vida animal dicen que la naturaleza tiene sus propios ritmos y maneras. Si viéramos en detalle cada cosa que va ocurriendo en un día cualquiera, muy probablemente nos horrorizaríamos por la aparente brutalidad con la que todo ocurre. Todos los días hay animales que se atacan sin mayores razones además de proteger su territorio, mientras que otros, aún bebés, sufren la perdida de sus padres o el abandono de estos mismos. 

Se supone que las personas no debemos intervenir en esto, sino que dejar que la naturaleza siga su curso. Pero hay momentos en los que es imposible no hacer algo.

Facebook: MOm – Monachus monachus

Así fue para rescatistas animales griegos con Evi, una pequeña cría de foquita que fue encontrada varada en una playa de Evia. El pequeño animal tenía solo un par de días de edad, por lo que era vulnerable y aún no sabía cuidarse del todo por sí misma. 

Facebook: MOm – Monachus monachus

Como si esto no fuera poco, Evi estaba malnutrida y sufría una broncopulmonía.

Facebook: MOm – Monachus monachus

Al analizar la situación, los rescatistas concluyeron que el poco animal había perdido a su madre mucho antes del momento en que sería capaz de valerse por sí misma. Al revisar sus dientes y otros signos de desarrollo, los rescatistas concluyeron que el pequeño animal tenía solo siete días en el mundo al momento de ser encontrado. 

Facebook: MOm – Monachus monachus

Bajo los dedicados cuidados de los especialistas, Evi no solo se recuperó de su enfermedad, sino que también fue creciendo y aumentando de tamaño.

Facebook: MOm – Monachus monachus

Ahora que ya cumplió la edad suficiente para valerse por sí misma, sus salvadores consideraron que era el momento para regresarla a su hábitat natural. Debido a las costumbres y capacidades para sobrevivir en el mar de cada animal, si se priva a una criatura como una foca de la vida salvaje durante demasiado tiempo, esta no aprenderá a sobrevivir en este rudo pero natural ambiente. 

Facebook: MOm – Monachus monachus

De acuerdo a lo que contaron en su Facebook, los rescatistas tuvieron una experiencia de lo más satisfactoria al devolver a Evi al mar. Para asegurarse de que no sufriera demasiados problemas, le pusieron un restreador con GPS. De esta manera, podrán ir viendo si consigue nadar por las áreas más convenientes y si se está alimentando. Mejor aún, también podrán saber si encontró a otras como ella con las que convivir. 

Puede interesarte