Por Valentina Miranda
23 noviembre, 2022

Luego de que su barco quedara atrapado en una tormenta por 5 días en el Ártico, Martin Gregus puede decir que todo el esfuerzo valió la pena. En su experiencia pudo ver de cerca a las criaturas para retratarlas mientras se alimentaban, dormían siestas y tomaban el sol con confianza.

El trabajo de un fotógrafo consiste en retratar momentos y convertirlos en algo mágico con sus cámaras, lo cual no es nada sencillo. Si bien muchos pueden creer que es llegar y sacar fotos, la verdad es que hay que ser muy observador por naturaleza, y hacer un gran esfuerzo para tener resultados increíbles.

Ese es el caso de Martin Gregus, quien tiene 26 años y adora retratar a la naturaleza. Una de sus mejores experiencias ha sido protagonizada por osos polares en un campo de flores llamadas epilobio, cerca de Churchill, Manitoba (Canadá), donde se dedicaron a descansar tranquilamente.

mediadrumimages/MartinGregus

Las imágenes fueron tomadas durante el verano, donde los osos, entre ellos una madre y sus pequeños hijos, aprovecharon de tomar siestas, tomar el sol y alimentarse.

Las imágenes que Martin captó con su cámara fueron preciosas y reflejan lo bien que se sentían las criaturas, aunque requirió de mucho esfuerzo y dedicación lograrlo.

mediadrumimages/MartinGregus

“Fue hermoso, fue un viaje difícil. Tomó 33 días obtener estas imágenes. Son peligrosos, pero te dejan estar ahí y eligen ser gentiles, abriendo un poco su vida en tu presencia y eso es increíble. Especialmente cuando las madres amamantan a sus cachorros, dijo el fotógrafo según Daily Mail.

A pesar de que es una especie peligrosa, Martin aseguró que no tuvo problemas con los osos, sino que más bien con el viaje. Su barco quedó atrapado en una tormenta en el Ártico, y estuvo al borde de la muerte junto a su tripulación.

mediadrumimages/MartinGregus

Fuimos unos días antes, tratando de construir la relación con los osos. Fueron cinco días de la peor tormenta que he visto en mi vida, las olas eran traicioneras (..) La gente ve los osos y el clima soleado, pero hubo momentos que fueron increíblemente duros y me cambiaron“, comentó de acuerdo al medio.

Afortunadamente todo salió bien y los esfuerzos valieron la pena, ya que gracias a su talento y vocación, quedaron unas hermosas postales para contemplar.

mediadrumimages/MartinGregus

Un gran amor de mi vida ha sido la fotografía y la naturaleza. Me encanta contar historias a través de mis imágenes. Viene con la responsabilidad de contar estas historias de una manera justa para el animal. Es un reto, dijo según el sitio.

Él y su equipo contaron con la ayuda de unos guardias que protegen a los osos, para asegurarse de que no pasara nada malo.

mediadrumimages/MartinGregus

Y como se puede observar en las imágenes, Martin pudo retratarlos en su momento de mayor relajo mientras disfrutaban del sol y el hermoso lugar decorado por las flores. Lo que también se puede notar en la madre que alimentaba con confianza a sus ositos. Fueron días perfectos para ellos.

Puede interesarte