Por Valeria Urra
12 septiembre, 2022

No obstante, la alegría rápidamente fue eclipsada por parte del árbitro, quien decidió amonestar al joven con una tarjeta amarilla por sacarse la camiseta, lo cual está prohibido según el reglamento. 

Las mascotas, desde hace un tiempo, se han convertido en seres muy cercanos a los seres humanos, incluso siendo considerados un miembro más de miles de familias. Por esta razón, y por el inmenso cariño que se les tiene, llegar a perderlos puede convertirse en algo muy doloroso.

Ese fue el caso del joven de 21 años, Ilay Tamam, un jugador de fútbol israelí, quien recientemente perdió a su fiel compañero, pero que decidió conmemorarlo dentro de un partido y darle un último adiós.

Twitter @Perro_en_Cancha

Todo ocurrió cuando se desarrollaba el partido entre Hapoel Rishon, su equipo, y el contrincante, Agudat Sport Ashdod. Iban ya en el minuto 41 del juego, cuando Taman ingresó por el lado izquierdo del área de su rival y anotó un extraordinario gol.

Muy feliz por su cometido, Ilay se sacó su camiseta y corrió a las cámaras para mostrar lo que llevaba debajo: una playera con la imagen de su perrito impresa. Muy emocionado, besó la foto y, al parecer, hasta derramó un par de lágrimas mientras sus compañeros celebraran a su lado.

Twitter @Perro_en_Cancha

Con este emotivo momento, le dio el 2-0 a su equipo, convirtiéndose finalmente en los ganadores de la contienda. No obstante, la alegría rápidamente fue eclipsada por parte del árbitro, quien decidió amonestar al joven con una tarjeta amarilla por sacarse la camiseta, lo cual está prohibido según el reglamento.

Aún así, Hapoel Rishon logró sumar 4 puntos en la tabla de posiciones de la segunda división de Israel, quedando en séptimo lugar, mientras que el equipo rival, el Agudat Sport Ashdod, quedó último.

Diversos usuarios en redes sociales encontraron muy emotiva la acción, dejando palabras de apoyo para Tamam. “Qué lindo gesto, aunque no me gusta el fútbol… Pero me encantó su actitud su perrito debe estar orgulloso de su papá humano”, indicó Antonio Rubio.

“Son más que un animalito de 4 patitas. Tienen el corazón más grande del mundo. Son la mejor y más tierna compañía” y “Mis respetos. Si le pasara algo a mi perrita, haría lo mismo”, comentaron otras personas.

Puede interesarte