Por Valentina Miranda
23 January, 2023

A Dollie se le cayeron sus orejas cuando fue entregada al refugio MSCPA-Angell en Boston (EE.UU), y parte de su piel se estaba muriendo debido a la dermatopatía isquémica que sufría. Gracias al cuidado y atención, pudo salir adelante y ser adoptada a sus 6 meses de edad.

En la vida toca enfrentar todo tipo de adversidades que ni los animales se liberan, entre ellos Dollie, una gatita de 6 meses que fue entregada al refugio MSCPA-Angell en Boston (Estados Unidos) por su familia un mes antes de navidad porque comenzó a sentirse muy enferma.

Al principio no actuaba como un gatito juguetón y común, lo cual no fue señal de alerta hasta que empezó a sufrir cambios en su piel y orejas que fueron imposibles de ignorar.

Facebook: MSPCA-Angell

Cuando Dollie llegó a MSCPA-Angell se le cayeron sus orejas y parte de su piel se estaba muriendo, como informaron en Facebook. Esto afectó también a su cola, a sus piernas y gran parte del tejido de su oreja.

“Es comprensible que (sus antiguos dueños) estuvieran abrumados por sus extensos problemas médicos. Dada la complejidad de su caso, todos sabíamos que este podría ser un proceso largo con un resultado incierto. Hicimos todo lo que pudimos para descubrir qué le estaba pasando exactamente a esta pequeña gata, para poder salvarle la vida, dijeron en la red social.

Imagen referencial: Pixabay

La red de especialistas con sede en MSPCA-Angell West en Waltham (Estados Unidos) diagnosticó a Dollie con dermatopatía isquémica que es causada por “una reacción a algo en el cuerpo que conduce a una inflamación generalizada”, la cual resultó bastante grave en su caso, pero afortunadamente se encontraba en buenas manos.

Además sufrió de tiña, por lo que la trataron con un baño de limón, motivo por el que se ve amarilla en las imágenes.

Facebook: MSPCA-Angell

De este modo, fue tratada a tiempo para salvar dos de sus piernas que se veían amenazadas por la enfermedad. Su cola y una pata tuvieron que ser amputadas. “Esperamos que viva una vida larga y feliz, algo que no hubiera sido posible sin el extenso trabajo en equipo entre los hospitales y la clínica”, dijo el refugio en Facebook.

Así que comenzaron a buscarle hogar, ¡y por suerte no tardó en hallarlo!: “Estamos encantados de anunciar que Dollie ha sido adoptada!”, informó MSPCA en la red social. Si bien no dieron más detalles sobre su nueva familia, dijeron que no sería necesario que reciba un cuidado específico, pero que sí visite un veterinario para tratar cualquier necesidad a futuro.