Por Valentina Miranda
12 December, 2022

Aunque las piernas de Bridger McPurr no se han recuperado por completo desde que fue rescatado, no le impiden ser cariñoso y dulce con Cinder, la perrita que vive en el refugio Mojo’s Hope en Alaska (EE.UU) y adora a los felinos.

Los refugios de rescate le abren las puertas a los animales que han sufrido mucho, como los perritos y gatos callejeros que alguna vez tuvieron un hogar y terminaron abandonados, pero en muchos casos encuentran su nueva oportunidad gracias a sitios como estos. Y mientras esperan, pueden disfrutar de la estadía y hacer amigos.

Cinder es una perrita que vive en Mojo’s Hope, un grupo de rescate de Anchorage, Alaska (Estados Unidos), desde que fue salvada y le encanta estar rodeada de tanto cariño.

Mojo’s Hope

Cinder se unió al equipo en el 2015, luego de que un excursionista la encontrara sola en el bosque junto a una camada de cachorros. Ella vino a nuestro programa y floreció bajo nuestro cuidado“, dijo la propietaria del refugio Shannon Basner a The Dodo.

Ella aprendió a confiar en nosotros, y lo que vimos de ella de inmediato fue su naturaleza increíblemente cariñosa y compasiva, agregó, contando que Cinder se ha hecho amiga de todos, especialmente de los gatos.

Mojo’s Hope

“Ella (se ha convertido) en una mentora extraordinaria para cada nuevo rescatado que llega a nuestro programa. Ella les ha brindado amor, cuidado y un lugar seguro, dijo Shannon al sitio. Sin embargo hay uno que es especial, y se trata de Bridger McPurr, un gato que fue encontrado afuera en el frío y no podía mover sus piernas.

“Se aferraba a la vida”, detalló Shannon al medio. De este modo lo acogieron y le brindaron atención veterinaria, y si bien sus piernas no se recuperaban aún, su ánimo mejoró mucho, algo que se notó en su cariñosa personalidad.

Mojo’s Hope

Y esa forma de ser fue compatible con la de Cinder, así que Shannon los presentó y desde entonces se han vuelto inseparables. “Cinder se emociona mucho cuando tiene a sus amigos gatitos para acurrucarse. Con Bridger, fue muy cautelosa al principio, ya que sabía que era muy frágil”, comentó la propietaria a The Dodo.

“Se enamoró del momento en que la vio. Cuando la vio, se iluminó y comenzó a acurrucarse con ella”, agregó.

Mira un video a continuación.

Bridger ronronea cada vez que se acurruca con Cinder, lo que demostraría lo seguro y confiado que se siente con ella, una relación que Shannon y el resto del equipo aprecia. “Es más que precioso. No importa cuántas veces hayamos visto esto, Es realmente la vista más hermosa y preciosa!”, dijo al sitio.  Y como Cinder reside permanentemente en el hogar, y Bridger busca ser adoptado, los voluntarios disfrutan que se quede mientras espera su oportunidad.

Puede interesarte