Por Daniela Morano
22 agosto, 2018

Se sumerge y da vueltas tratando de alcanzarlo. No lo logró en el primer intento, pero con perseverancia cumple su objetivo.

Si aprendieron a nadar desde pequeños de seguro conocen la llamada técnica del perrito, que es básicamente nadar pataleando igual como lo hace un perro. Algunos nacen con increíble habilidades para moverse en el agua, como la raza de golden retrievers, quienes naturalmente tienen capacidad para nadar sin tener que practicar. No así otras razas, especialmente las que han sido alteradas o creadas por el ser humano como los bulldogs franceses o los pugs, quienes no están hechos para aguantar esas condiciones.

A pesar de nacer con instinto natural de supervivencia eso no significa que todos puedan, aunque una raza que sin duda ama nadar y puede contra cualquier marea es la que mencionamos antes: los golden retrievers.

En este increíble video, uno de ellos hasta bucea bajo el agua como todo un profesional mientras intenta robarse un ladrillo en el fondo.

Pixabay

En un principio no logra tomarlo con sus dientes por lo que sube rápidamente de regreso a la superficie para tomar aire y luego se sumerge de cabeza una vez más para atraparlo.

Finalmente lo logra y sale contento, ladrillo en mano (o en boca) demostrándole a los humanos cómo se hace.

Pero recuerden que no todos los perros pueden o querrían enfrentarse al agua, muchos no disfrutan ni siquiera de un baño para quitarles el mal olor así que siempre y cuando ellos acepten la proposición -con huesos y cariños de regalo- está bien enfrentarlos a la piscina o el mar.

La mayoría no podría hacer lo que este talentoso perro puede.

Puede interesarte