Por Daniela Morano
20 agosto, 2018

Lily, la golden retriever, no podía creerlo cuando recibió tan emocionante noticia. La doctora no había visto un caso así en 20 años.

No sólo los humanos sufren cuando una enfermedad tan dolorosa como el cáncer los afecta. Los animales también sufren, aunque a muchos les gustaría creer que no es así y que ni alma tienen por lo que es necesario preocuparse. Sin embargo esta perra, Lily, una golden retriever a quien le encontraron un tumor posiblemente benigno, le demostró a todo el mundo que siente tanto como cualquier humano. 

Lily vive en Hawaii junto a su dueña quien contó que “durante la noche Lily se sentía mal. Apenas podía pararse. La tomamos y encontramos un tumor en su cuerpo. Sangraba internamente, y no podía respirar porque se le estaban formando coágulos, necesitaba una transfusión de sangre de emergencia.  Cuando la estabilizaron nos dijeron que era Hemangiosarcoma, algo común en esta raza. Aparece rápido y sólo tendría unos días de vida si no la operábamos”. 

ViralHog

El problema es que aunque Lily fuese sometida a cirugía, de todas maneras sólo tendría unos meses de vida, pero “había una pequeña posibilidad, sólo un 10% de que fuese un tumor benigno. La veterinaria dijo que en sus 20 años como médico, nunca había encontrado un caso donde eso sucediera”.

De todas maneras decidieron llevar a cabo la operación y le removieron un tumor de más de 2 kilos. Una semana después obtuvieron los resultados y terminó siendo un verdadero milagro, la pequeña se salvó: el tumor era benigno, convirtiéndose en el primer caso en 20 años en no ser mortal.

ViralHog
ViralHog

Y para celebrar, su dueña grabó el emotivo momento en que le informó a Lily que aún tendría mucho tiempo para vivir.

Su dueña dijo que Lily quizás no entendió todo, pero que su energía demostraba que ahora sí se sentía bien y lista para continuar siendo una buena chica.

Puede interesarte