Por Leonardo Granadillo
20 abril, 2022

No sólo ayuda a los animales sino también a las fundaciones.

Para nadie es un secreto que hay muchas personas que quieren a sus mascotas hasta cierto punto, cuando están pequeñas, cachorros todos los adoran. Pero una vez que crecen muchas cosas cambian.

La salud de nuestros pequeños amigos normalmente se deteriora por lo que suele ser necesario hacer grandes gastos, veterinario, vacunas, tratamientos alimenticios algo con lo que no todo el mundo se atreve a lidiar.

Pixabay

Para ello un hombre con un gran corazón ha creado Shep’s Place, un santuario dedicado al cuidado de perros mayores que no han corrido con la suerte de ser adoptados. El proyecto arrancó con Shep, una perra Beagle – Basset Hound de 10 años que fue adoptada por Russell Clothier fundador de la compañía.

Clothier arrancó trabajando como voluntario hasta que decidió dar el paso de emprender algo por él mismo, vio que los perros ancianos nunca conseguían una casa, y él (una vez que pasa un tiempo y no son adoptados) decide brindarles una segunda oportunidad.

Pixabay

Instaló una ducha especial para mascotas, perreras para que puedan dormir de forma cercana, cuenta con un gran patio para que corran durante el día, su aporte no sólo ayuda a los perros sino también a los refugios, quienes logran salir de mascotas que no han sido adoptadas para permitir la entrada a nuevos postulantes.

“Incluso si no estamos sacando perros directamente del público, cada perro que tomamos de un refugio o un rescate abre otro lugar para que entre un perro. Estamos tratando de ayudar a toda la comunidad. Si un perro necesita encontrar un hogar, debe intentarlo primero, y si eso funciona, eso es lo mejor para todos”.

Russell Clothier a FOX

Linda forma de ayudar a los desamparados, a quienes más nos necesitan y a los que menos suelen recibir apoyo. Acá el video de la labor de Shep’s Place:

 

Puede interesarte