Por Javiera González Ruiz
11 diciembre, 2018

“Ella no me tenía miedo en absoluto; se levantó lentamente y caminó hacia mí «, dijo Rowe. «Lenta pero muy confiada, casi como si estuviera pensando, ‘Finalmente, estás aquí, ahora estoy a salvo’.

Hay gente tan cruel, que cuando se aburren de sus mascotas las abandonan en lugares donde no muchos llegan, así se aseguran de que morirán o que no volverán a casa. Sin embargo, no todos los perritos o gatitos sufren ese triste destino y muchas veces son rescatados y adoptados por hermosas personas.

Algo similar le ocurrió a esta perrita, que fue abandonada junto a otros perros en una lejana montaña, esperando que todos murieran.

Sin embargo, cuando un grupo de rescate se enteró de la existencia de estos canes, de inmediato fueron en su ayuda. El problema, es que pudieron rescatar a todos los perros, menos a esta perrita que estaba tan asustada, que huyó de sus rescatadores.

Jace Rowe

Pero al parecer luego de quedar sola, supo que debía llamar la atención de alguien, pues esa era su única salvación. Por eso en cuanto vio un auto acercarse, esta vez prefirió no escapar… y en su lugar, se quedó acurrucada sola en un montón de hojas y tierra.

La perrita claramente necesitaba ayuda y Jace Rowe, la mujer que conducía, estaba dispuesta a rescatarla.

«Ella derritió mi corazón en el momento en que puse mis ojos en ella y supe que no la iba a dejar en la montaña para morir«, contó la chica a The Dodo.

Jace Rowe

De inmediato detuvo su auto, se bajó, y luego comenzó a acercarse lentamente a la perrita. Para su sorpresa, por alguna razón el animal no sintió miedo y de hecho se mostró segura al instante. Se levantó y caminó hacia Rowe. «Lenta pero muy confiada, casi como si estuviera pensando, ‘Finalmente, estás aquí, ahora estoy a salvo’. Puso su cabeza en mis manos y me dejó acariciarla, ansiosa por recibir atención».

Después de algunos minutos de intenso cariño y de ganarse su total confianza, la chica cargó a la perra a su auto y pudo notar que estaba totalmente flaca, sufría sarna, tenía una pata infectada y un corte en el interior de su oreja. Sin embargo, ninguna de esas heridas pudo arruinar la felicidad de la perrita al ser rescatada.

Jace Rowe

«Su personalidad es tan dulce y amorosa, casi como si realmente pudieras ver aprecio en su rostro desde el principio«, dijo Rowe. «Es tímida y de buenos modales, pero le encanta la atención cuando se la prestan».

Rowe llevó al animal al veterinario donde le dieron un baño, trataron sus heridas y además la esterilizaron. Una vez que estuvo sana, comenzó a buscarle una familia que la amara y pensó que la había encontrado… pero desafortunadamente la devolvieron después de solo tenerla un día.

Así que Rowe y su madre publicaron a la perrita en sus páginas de Facebook, esperando que alguien se conmoviera con su historia y quisiera adoptarla par siempre. Así llegaron a unos amigos de Rowe, quienes enseguida se sintieron enamorados de la perrita y la hicieron parte de su familia llamándola Lil One.

Jace Rowe
Jace Rowe

¡Ahora son todos muy felices con su compañía!

Puede interesarte