Por Juan David Montes
18 marzo, 2016

Convirtió un insulto en algo positivo.

Recientemente Dannie McMillan fue víctima de ciberacoso. ‘Dee’, como le dicen sus amigos, es estudiante de secundaria en una escuela de Lampasas (Texas, Estados Unidos). Sus amigos le comentaron que existía una cuenta en Twitter registrada bajo el nombre “Dee es una ballena gorda”. Después de la vergüenza que sintió, decidió apropiarse del sobrenombre para convertirse en una abanderada por la defensa de las ballenas.

Captura-de-pantalla-2016-03-17-a-las-11.26.40
KCEN TV

En el perfil de Twitter aparecía una foto de Dee retocada, con una ballena sobre su rostro. El hecho fue devastador para ella, ahora entendía por qué desde hace un tiempo escuchaba risas burlonas cuando estaba en la escuela. Así que se marchó a casa y después de llorar mientras veía que el número de seguidores de la página no paraba de crecer, decidió hacer algo al respecto.

Captura-de-pantalla-2016-03-17-a-las-11.51.11
KCEN TV

Dee contactó por medio de Facebook a Laura Lee, una modelo de tallas grandes estadounidense. La conversación con ella la inspiró a diseñar una camiseta que dijera “Dee, la ballena gorda, salva las ballenas“.

Captura-de-pantalla-2016-03-17-a-las-11.27.23
KCEN TV

Las camisetas están a la venta en el sitio web Booster y también tiene una cuenta para recaudar fondos en Go Fund Me. El dinero recolectado por Dee será donado a la organización sin ánimo de lucro Save The Wales (Salva a las ballenas), que se dedica a la protección de ballenas en peligro de extinción, como la vaquita marina, y hace campañas en contra de la captura de orcas.

Sin duda, Dee logró convertir en algo positivo aquello que hubiera podido destruirla, así lo escribió en su petición de Go Fund Me:

“Este proyecto significa mucho para mí porque mientras soy capaz de ayudar a hacer la diferencia en los océanos, también puedo servir como ejemplo para otras víctimas de bullying. Puedo tomar el odio de otros y usarlo para difundir amor. Reponerse de cosas como esta no es fácil pero las personas necesitan saber que es posible y que tienen ayuda”.

¡Muy bien, Dee!

Puede interesarte