Por Lucas Rodríguez
11 marzo, 2022

Todos creen que los dibujos animados de Disney son una versión idealizada de cómo funciona la naturaleza, pero está nunca dejará de sorprendernos.

Muchos expertos en psicología han hablado del “efecto Disney”, con lo que se refieren a la manera en la que las películas de esta compañía han modificado las maneras en las que pensamos nuestro paso por el mundo. El caso más común es cuando se habla de las expectativas que estas películas ponen en las niñas más pequeñas, especialmente en lo que se refiere a las princesas Disney: en la mayoría de los casos estas terminan por ser rescatadas, entregándose por completo a las órdenes de este príncipe valiente que la salvó de las penumbras. 

Disney

Por el otro lado, uno podría decir que las muchas películas de Disney que tienen como protagonistas a animales, nos han hecho creer una que otra cosa sobre el reino animal que no tiene mucha relación con la realidad. Aunque de vez en cuando, pareciera que la vida salvaje decide hacernos un guiño hacia los fanáticos de Disney.

El más reciente de estos fue un video captado en plena sabana africana, protagonizada nada menos que por un león que de lo más bien podría haberse llamado Simba. La escena va a ser muy clara para todos quienes vimos alguna vez “El Rey León” (o sea, prácticamente todo el mundo), debido a que nos presenta a un león siendo cercado por una manada de búfalos. 

Disney

Lo llamativo de la escena es que el león se ve fuera de control, temiendo lo que le pueda pasar. Para salvarse, decidió escalar la corteza de un árbol. ¿Comienza a sonar familiar no?

@wild_animal_shorts_

Desgraciadamente, el video se acaba antes de que podamos ver si el gran felino está bien, o hacia dónde irá a seguir la historia. Al parecer, los búfalos no son cientos de cientos (la verdad es que eran un poco demasiados en la película) sino que una manada de un poco más de una docena. De todas maneras, el león debe tener claro que si se expone a esta cantidad de enormes animales, su salud puede correr riesgo. 

Aunque a diferencia de lo que recordamos de El Rey León, en este caso el que buscó refugio en una rama no fue un cachorro como Simba, sino que un león grande y adulto. La verdad es que se ve un poco histérico. Pero quizás esto es para mejor: con todo lo que nos traumó la escena original de la película, ciertamente no queremos verla repetida en la vida real. 

Puede interesarte