Aunque su dueño no quería darle ayuda, finalmente los rescatistas pudieron hacerse cargo de él y cambiar su vida.

Tener un perro no es fácil. Tal como si fuera un hijo, hay que dedicarle tiempo, cariño y amor, además de alimentarlo y mantenerlo siempre limpio… sin embargo, muchos adoptan por capricho y terminan arrepintiéndose.

Y lo peor de todo, es que el perro termina pagando todas las consecuencias.

Tal como ocurrió con esta mascota de aproximadamente 5 años en Santiago, Chile. Pasaba días y noches amarrado y sus vecinos comenzaron a preocuparse por él.

La cadena se estaba incrustando en su cuello, provocándole una terrible herida que le causaba muchísimo dolor.

Si bien varias personas intentaron intervenir y enfrentar al dueño, él se negaba a prestarle mayor atención al animal y no dejaba que nadie se acercara a él.

Cada día que pasaba el perro estaba más deprimido y desnutrido.

Facebook @Daiana Squella

Por suerte después de muchos intentos por que el dueño permitiera la evaluación de un veterinario, finalmente cedió y el perro tuvo que ser hospitalizado de urgencia por el grave estado en el que se encontraba.

Tenía una terrible infección en el cuello que debía ser tratada, además necesitaba alimentarse estrictamente para volver a estar saludable.

Facebook @Daiana Squella

“Quedó hospitalizado y se realizó una operación y limpieza en profundidad en la zona. Actualmente está en un refugio fuera de Santiago, para evitar que el dueño lo quiera de vuelta. Está siendo atendido y cuidado por colaboradores de confianza” aseguraron sus cuidadoras, quienes además informaron que el perrito está resguardado hasta que finalice la denuncia e investigación por el abuso que sufrió.

Facebook @Daiana Squella

“Esperemos que por lo menos el dueño quede imposibilitado de tener más animales” dijeron desde la organización Guau Conchalí.

Puede interesarte