Por Javiera González Dinamarca
15 September, 2022

Nala fue “adoptada” hace pocos días y ya fue devuelta a la organización de rescate, pues a sus nuevos dueños les molestó la situación y no quisieron hacerse cargo. “Se les quedó viendo triste cuando nos íbamos, como si de veras merecieran su cariño” denunció su rescatista.

Adoptar un perrito o perrita, o cualquier animal, es un compromiso muy serio que debe durar toda la vida del animal en cuestión. No sirve solamente tener muchas ganas de querer a un perrito porque son tiernos, se debe tener ganas de cuidar y darle todo lo necesario, que muchas veces son hartas cosas. Implica tiempo, recursos, paciencia y mucho más. Es algo a lo que realmente hay que tomarle el peso. En ese sentido la rescatista mexicana Alina, a cargo de Rescatalandia, denunció una situación que podría haber sido evitada.

La rescatista dio recientemente en adopción a Nala, una pequeña perrita muy tierna y que se emociona fácil. Aparentemente la familia quien la “adoptó” no le gustó que la pequeña se orinara cuando se emociona, por lo que decidieron devolverla. La verdad es que esto se podría haber evitado si solamente estas personas hubiesen sido realistas al pensar que una cachorra no es un peluche. Son seres que tienen necesidades y también personalidad.

Twitter @alina_gag

En el relato de Alina ella reconoce que esto le genera mucha molestiaMe la van a devolver porque se hace pipí de emoción porque les quiere” y también dijo “Es que hoy soy más furia que persona“. Además también contó que cuando fue a buscar a la perrita del hogar que no la quisieron: “Se les quedó viendo triste cuando nos íbamos, como si de veras merecieran su cariño 💔😭 mi furia solo aumentaba

Twitter @alina_gag

La mujer, que es la fundadora de Rascatalandia, actualizó sobre el estado de la cachorra: “Le voy a dar los abrazos y besos más largos del mundo y le voy a dar la comida más deliciosa que encuentre y le voy a encontrar a una persona tan maravillosa como ella para que la ame por siempre“.

Twitter @alina_gag

Lo bueno es que Nala tiene una rescatista que solo quiere lo mejor para ella, por lo que ya encontrará una familia que sí pueda cuidarla. Igual creo que lo mejor era que la familia la devolviera, pues si no la iban a cuidar como lo necesita, es mejor que encuentren a alguien que sí, ¿ustedes qué opinan?