Por Felipe Costa
20 mayo, 2021

Siendo aún cachorra, a Bombi le detectaron un extraño mal en su corazón que la va deteriorando con el tiempo. La única esperanza para recurrir al tratamiento es vender salsas mexicanas que permitan pagar los costos.

Internet no ha sido solo una herramienta para el beneficio de los humanos, sino que también ha permitido mejorar la vida de animales a través de la exposición de situaciones de emergencia. Así como las personas son capaces de organizarse para colaborar entre sí, también lo son cuando ven a un peludo en riesgo, y esta vez, quien resultó beneficiado del actuar desinteresado de la gente, fue una cachorrita con un extraño problema al corazón.

Apoyo – Pixabay

Bombi es una perrita que sufre un mal al corazón aún no descifrado en su totalidad. Lo que se sabe es que padece una enfermedad que está deteriorando su órgano y para ello necesita ingresar a una terapia costosa que le permita seguir viviendo. Sabiendo esto, su dueña, que se identifica en redes sociales como Merry Cherry, publicó una creativa imagen buscando recolectar dinero.

La dueña sentó a Bombi detrás de una pizarra que decía que la can vendía mole mexicana para pagar su tratamiento al corazón. La tierna escena conmovió a miles que compartieron la causa.

Apoyo – iSotck

“Encontré a Bombi haciendo este letrero, y aunque le costaba trabajo agarrar el plumón, pudo terminarlo. Si quieren comprarnos molito échenme un mensajito y yo le digo, porque ella no tiene celular ni Facebook, así que yo ando con la logística”.

–Merry Cherry en Facebook–

Afortunadamente, la imagen funcionó y según contó la misma mujer en sus redes, los pedidos han crecido y con lo recaudado ya reservaron su primera hora para el electrocardiograma. Con los resultados del estudio, se sabrá cual es la falla que padece Bombi en su pequeño corazón, lo que iniciaría antes la operación para salvarla.

Facebook – Merry Cherry

Merry y Bombi corren contra el tiempo, pero ahora que ya están en manos de especialistas, solo queda dejar que las esperanzas alegren los ánimos y la medicina permita alargar la vida de la pequeña cachorra.

Puede interesarte