Por Camilo Morales
27 octubre, 2022

Luego de un año de cirugías y tratamiento en una piscina, Mowgli, de 5 años, se rehabilitó de una afección en su disco intervertebral. Estuvo a punto de ser sacrificado, pero un milagro salvó su vida.

Cuando las enfermedades aparecen en la vida de algún animal suele ser un momento muy difícil y crítico para cualquier cuidador o dueño. Y es que, además de lo costoso que pueden llegar a ser los tratamientos, también existe un desgaste emocional muy fuerte. 

Ver con complicaciones de salud a esas mascotas que crecieron junto a la familia y que han sido parte de la vida de esas personas que las cuidaron, no es fácil.

Elisha Young

Es por eso que cualquier amo haría lo posible para que sus animalitos puedan acceder a una salud de calidad y a tratamientos para que así logren vivir lo que les resta de vida con la mayor dignidad posible.

Siempre se puede pensar lo peor. Sin embargo, hay veces en que los milagros están a la orden del día y las historias tienen finales sorpresivamente positivos, a pesar de las adversidades.

Elisha Young

Exactamente eso fue lo que vivió Elisha Young, una joven de 26 años originaria de Ballymoney, Irlanda del Norte, cuya historia con su perrito Mowgli se hizo muy conocida en redes sociales tras su milagrosa recuperación.

Según información de Europa Press, el perrito cocker spaniel de 5 años perdió la sensibilidad de sus patas producto de una enfermedad que le dañó su disco intervertebral.

Elisha Young

En ese momento había pocas opciones. El animal no podría moverse y tendría que someterse a cirugías y tratamientos. Si es que la joven no accedía a esa opción no quedaba más remedio que sacrificar al can.

Como esa alternativa no cabía dentro de sus posibilidades, Elisha decidió que tomaría el mejor tratamiento posible. Así, comenzó a documentar el proceso de recuperación en sus redes sociales, el que consistió en varias fases.

Elisha Young

Tras varias cirugías y un año de hidroterapia, sorpresivamente Mowgli comenzó a mover de a poco sus extremidades hasta que aprendió a caminar nuevamente.

Según Elisha su perrito siempre fue muy aventurero, así que cuando se dio cuenta que recuperaría su motricidad se puso muy feliz. Luego de ese año de constantes visitas al médico, Mowgli volvió a ser el mismo de siempre y ahora juega y camina con normalidad.

Puede interesarte