Por Felipe Costa
13 mayo, 2021

El cachorro se paseaba por los pabellones de la cárcel con cartas atadas a su cuerpo, éstas contenían las conversaciones entre prisioneros y jefes de la droga, los cuales, solo usaban al peludo como una herramienta.

Cuando un can callejero, que sufre penurias pasando hambre, se encuentra con la posibilidad de conseguir alimento por medio de alguna persona, es capaz de entregar su pequeño corazón al considerar que encontró a su salvador y que la ayuda que recibe es desinteresada, sin embargo, nunca faltan aquellos que se aprovechan de los animales y de sus instintos para usarlos simplemente como una herramienta. De esta forma fue que se descubrió a un perro siendo manipulado por prisioneros de una cárcel, con el fin de usarlo como mensajero para los narcos, informa Excelsior.

Direccion General del Sistema Penitenciario

En la Ciudad de Panamá, el recinto carcelario La joya está reconocido como una de las prisiones más complejas del país, no tanto por la actitud interna de los reos, sino por las redes de contacto que manejan éstos. Siempre existe la sospecha de que desde el exterior hayan canales de comunicación ilegales con los prisioneros, pero nunca se había sospechado antes de un perro.

Los gendarmes vieron como un peludo se paseaba entre los pabellones con una rutina casi marcada e incluso en la noche, así que un día lo interceptaron y en su lomo vieron atadas cartas ligadas a transacciones de drogas.

Dirección General del Sistema Penitenciario

El animal, que lograba entrar y quedarse dentro de una de las cárceles más pobladas de panamá, con más de 2800 reos, tenía esta vez conversaciones escritas a mano sobre transacciones ilícitas y grandes movimientos de droga entre prisioneros y narcotraficantes. El contenido no dejaba espacio a falsas interpretaciones pues detallaba por completo los modus operandi que se planeaban ilegalmente.

Andrés Gutiérrez, el director general del Sistema Penitenciario, aseguró que han tenido que reforzar los protocolos de seguridad al ver distintos casos de animales ligados al narcotráfico, que en mayoría son callejeros y logran entrar a los recintos penitenciarios buscando un hogar.

Dirección General del Sistema Penitenciario

Anteriormente, un famoso “narcogato” sorprendió a las autoridades al ver que el felino movía inmensas cantidades de droga que repartía en la misma prisión, siendo un caso que hasta entonces creían excepcional.

Dirección General del Sistema Penitenciario

Según comentan las investigaciones de la fiscalía, en Panamá se ha hecho recurrente el uso de animales manipulados con alimento, buscando que creen una cercanía con los reos y así éstos puedan ocuparlos para sus negocios. En redes sociales, la dirección del penitenciario informó de la situación y los usuarios se han encargado de exigir que al can se le busque un hogar seguro alejado de dicho ambiente tan peligroso.

Puede interesarte