Por Camilo Morales
21 December, 2021

“El contraste entre ser un perro letárgico (…) a ser un perro que corre, salta y juega es como una diferencia de la noche a la mañana. No puedo creer lo suave y peludito que es ahora”, dijo la mujer que lo rescató.

El maltrato animal es un problema que con el pasar de las décadas no desaparece. Y es que cada semana se conocen nuevos casos de dueños que sin ningún motivo echan a sus mascotas a la calle y las dejan abandonadas a su suerte.

Ahí es cuando estos animalitos deben enfrentarse a duras condiciones climáticas e intentar sobrevivir por la falta de alimento y de agua.

Facebook The Dodo

Afortunadamente existen organizaciones y personas que dedican sus días a rescatar a aquellos animales que son abandonados. Sin embargo, cuando logran ser localizados deben pasar por tediosos tratamientos para así recuperar un estado de salud normal.

Hace poco el medio The Dodo, dio a conocer a través de su página de Facebook la historia de un perrito que fue encontrado en la orilla de la carretera en un estado deplorable.

Facebook The Dodo

Su cuerpo estaba tan delgado y su pelaje tan deteriorado que la mujer que lo encontró pensó que se trataba de otro animal, como por ejemplo una rata. “No estaba ni segura de que era un perro”, dijo la mujer en un video.

De inmediato, lo recogió y lo llevó hasta un veterinario para que fuera examinado. “Claramente estaba enfermo. Lo sostenía en mis brazos y me miraba con dulzura. Luego fuimos a casa y le hice una camita y como que colapsó y se quedó dormido“, detalló.

Facebook The Dodo

Según ella su cuerpo “se hizo bolita” y estuvo luchando por sobrevivir un par de días. Cahaya, como la bautizó la mujer, comenzó a tomar más confianza con el pasar de las semanas. “Ya tenía suficiente energía para subir las escaleras“, relató la mujer.

Facebook The Dodo

Mientras su piel seguía sanando, el perrito comenzó a tener más confianza en sí mismo y se volvió “un poco más juguetón“. Incluso, su nueva dueña contó que “en un par de semanas ya había duplicado su peso“.

Facebook The Dodo

Ella lo bautizó como Cahaya porque significa “luz” en Bahasa. Según ella, “tiene energía y amor interminables“.

Finalmente el perrito recuperó su pelaje y creció fuerte y sano. “El contraste entre ser un perro letárgico (…) a ser un perro que corre, salta y juega es como una diferencia de la noche a la mañana. No puedo creer lo suave y peludito que es ahora“, enfatizó.

En las imágenes Cahaya luce un aspecto irreconocible en comparación a cuando fue encontrado. Ahora es un perro grande, con un peso saludable, mucho pelaje y mucha energía y amor para entregar.

Puede interesarte