Por Valentina Miranda
7 septiembre, 2022

Baster se volvió popular en el tranvía de Cuenca (Ecuador) por sus viajes. Se recostaba en los vagones y recorría hasta el fin de la ruta cada día, como si tratara de volver con su familia que lo buscó por todos lados hasta que los trabajadores lo atraparon, y pudo reencontrarse con sus dueños.

Vivir con una mascota es de las mejores decisiones que la gente puede tomar en sus vidas, siempre y cuando tengan el tiempo y espacio necesarios para su cuidado. Así mismo se viven grandes momentos junto al mejor compañero posible, desde los detalles que parecen ser insignificantes hasta los más memorables.

Sin embargo aquello no asegura que falten los días tristes, como cuando se pierden. Una situación por la que han pasado muchos dueños y canes, en los que predomina el miedo y la incertidumbre, pero gracias a la amabilidad de la gente y al poder de las redes sociales han habido varios finales felices, como el de Baster.

Twitter: Tranvia_Cuenca

Baster es un perrito que vive en la ciudad de Cuenca (Ecuador) junto a su querida familia. Sin embargo, un día que quedó bajo el cuidado de sus vecinos porque su dueña tuvo que viajar, vio que la puerta de su casa había quedado abierta y salió a la calle completamente solo, de acuerdo a Metro Ecuador.

En cuanto su dueña supo la noticia, regresó de inmediato a su hogar para buscarlo incansablemente por todas partes, complementando con publicaciones en Facebook e Instagram.

Facebook: Adry Peralta

Mientras que Baster se había encontrado con el tranvía de Cuenca, y se subía todos los días para acostarse en los vagones y recorrer hasta el fin de la ruta, con la esperanza de volver con su familia.

En uno de sus tantos viajes, una mujer lo vio y se preocupó de que estuviera perdido, por lo que le tomó unas fotos para ayudarlo a reunirse con sus dueños a través de Facebook. Afortunadamente su dueña vio la publicación y se puso en contacto con ella para saber dónde lo había visto por última vez.

Facebook: Adry Peralta

Le dijo que el trabajador del tranvía lo había bajado dándole un pan, así que lo buscó para obtener más información. Al día siguiente le avisaron que lo habían visto en una parada antes del fin de la ruta, por lo que pidió que si lo veían, lo atraparan para recuperarlo.

Hasta que un día los trabajadores del tranvía colaboraron para atraparlo y ayudarlo a volver a casa. “Encontramos este perrito en una de nuestras unidades. Buscamos a su familia, los esperamos en la Av. México y Unidad Nacional”, publicaron en Twitter, y gracias al esfuerzo el reencuentro no tardó en concretarse.

Facebook: Zaboos Organización de Protección Animal

“Gracias a todas las personas que ayudaron a compartir después de 3 semanas de búsqueda, el pequeño ya está en su hogar. Gracias al personal del Tranvía Cuenca por cuidar del pequeño”, comunicó Zaboos Organización de Protección Animal en Facebook con una imagen del reencuentro.

La familia de Baster estaba contenta por volver a verlo, y le entregaron un mensaje a quienes viven con perritos. “Hacemos un llamado a todas las personas que han perdido su mascota, no dejar de buscarlos porque allá afuera en las calles, ellos pueden estar haciendo lo imposible para regresar a su hogar”, dijo la dueña según Metro Ecuador.

Los días de angustia y miedo ya acabaron para Baster y su familia.

Puede interesarte