Por Luis Lizama
30 enero, 2020

Tiene talento, sería un gran PERROfesor.

Vaya que nos costaba terminar nuestras tareas cuando éramos pequeños. Podíamos pasar horas y horas frente a los cuadernos y libros, pero avanzábamos muy poco. Si tan sólo hubiésemos tenido un consejero que ni pestañear nos hubiese dejado, hubiésemos llegado más lejos que Stephen Hawking.

Este perrito tutor sí que sabe cómo ser estricto. Con una mirada intensa, inquebrantable y dura, vigila a su niña para que termine la tarea. No puede mirar el celular, ni desconcentrarse. Tiene talento. 

La graciosa imagen fue capturada, al parecer, por un padre que llegaba a su hogar y se encontró con el cómico panorama. Según dicen, el perro es cómplice del padre, pues ya estaba aburrido de que su hija no hiciera los deberes y pactó con el animal. 

Como señalan algunos sitios web, el papá contó en una entrevista que a la pequeña le costaba mucho trabajo concentrarse, principalmente por el celular. 

Se le ocurrió la brillante idea de entrenar a su perro.

Pear China

El fiel canino entendió todo y, por ayudar a su amo, se quedó vigilando a la pequeña hasta que terminara sus deberes. Ni siquiera la dejó moverse. 

La situación se dio en un hogar se China, donde vive el perrito junto a su familia. Dicen que es un animal tranquilo y normal, muy juguetón pero también responsable. Ahora ha tomado el rol de tutor de la niña y vaya que se lo toma en serio.

Bien por esta niña, que desde ahora mejorará su rendimiento en la escuela. Todos debiésemos tener un tutor como este, pues además de ser estricto, es muy abrazable y cariñoso. 

 

Puede interesarte