Por Camilo Morales
21 septiembre, 2022

“Saltó y se acostó en mi maleta. Se acostaba en mi catre para acurrucarse cuando antes ni siquiera quería que un ser humano lo tocara”, contó la Dra. Courtney Katsur, quien viajó desde Estados Unidos para ayudar a los animales abandonados en el conflicto bélico.

Los animales callejeros deben estar constantemente preocupados de sobrevivir con lo que pueden. Y es que las calles suelen ser muy crueles para ellos, ya que tienen que hacer frente a los climas extremos y también a los peligros de la ciudad.

Sin embargo, también hay otros perritos en el mundo que no solo tienen que sobrevivir a esos contextos, sino que además están insertos en realidades mucho más terribles, como por ejemplo, los conflictos bélicos.

Pixabay/Referencial

Eso ha ocurrido con los animales abandonados que están en Ucrania, en plena guerra contra las fuerzas rusas. Uno de estos perritos es Lenny, un can callejero que gracias a las coincidencias topó su vida con la de la Dra. Courtney Katsur, quien se transformó en su heroína.

Esto se dio de forma muy espontánea, ya que Courtney había llegado hasta esa zona por otras razones muy distintas que rescatar específicamente a Lenny.

Facebook/Dr. Courtney Katsur

Según información de The Dodo, la veterinaria se vio inspirada a ir en ayuda de los animales que sufrían en la guerra luego de ver las imágenes del conflicto en su casa en Virginia, Estados Unidos. No lo dudó ni un segundo y compró un pasaje en avión.

Me di cuenta de que puedo ayudar (…) Nunca me he esforzado más para llegar a un lugar donde la gente no quiera ir“, explicó.

Facebook/Dr. Courtney Katsur

Hay que recordar que muchos de esos animales fueron abandonados por sus dueños por los bombardeos y las evacuaciones que se produjeron en las ciudades ucranianas. Así, con la ayuda de la organización británica, Breaking The Chains, Courtney sabía que podía poner su granito de arena.

En medio de esos operativos, Lenny se presentó frente a la veterinaria en el refugio. “Cuando llegué allí por primera vez, estaba acostado junto a un calentador. Se sometió a una cirugía y no se movió durante dos días y no confiaba en nadie“, dijo.

Facebook/Dr. Courtney Katsur

El perrito estaba malherido y luego de unas curaciones se ganó la confianza de la veterinaria. Fue tanto así que el can quería quedarse por siempre con ella. Lamentablemente, Courtney tenía que volver a Estados Unidos y tendría que separarse de él por un tiempo.

Como Lenny no quería despedirse de su veterinaria favorita hizo todo lo posible por demorar el viaje de regreso. “Saltó y se acostó en mi maleta. Se acostaba en mi catre para acurrucarse cuando antes ni siquiera quería que un ser humano lo tocara“, agregó.

Facebook/Dr. Courtney Katsur

A pesar de que la profesional tuvo que regresar a Estados Unidos, tanto ella como la organización saben que ese afecto que le dio a Lenny le permitió al perrito poder tener mucha más confianza y lograr un cambio positivo en su personalidad.

Hizo una transformación. Fue increíble (…) Al final, Lenny era dueño del lugar. Era el tipo de perrito que podía vagar libremente dentro del recinto“, contó.

La misión de Courtney todavía no ha terminado y ya planea un segundo viaje a Ucrania para seguir ayudando a las mascotas que deambulan por las ciudades destruidas. 

Puede interesarte