Por Camilo Morales
20 January, 2023

Al comienzo el perrito parecía asustado por la presencia de humanos, pero con el paso de los minutos entró en confianza. A pesar de los días que pasó solo, tenía un buen estado de salud, pero una profunda tristeza.

Los perros callejeros tienen que pasar por numerosas dificultades para poder sobrevivir. Sin embargo, a veces se saben historias de humanos crueles que no solamente los abandonan, sino que lo hacen en condiciones de las que no pueden salir. 

Un ejemplo de esto se informó a través del canal de YouTube de un refugio, llamado Animal House New, equipo de rescate que acudió a la llamada de unos vecinos que descubrieron que en su vecindario había un cachorro abandonado en una casa deshabitada.

YouTube Animal House New

Lo más despiadado de todo era que el perrito no solo había sido dejado ahí a su suerte, sin comida ni agua, sino que también había sido encadenado a una de las puertas de la casa.

Parecía ser que el can no estaba acompañado de nadie más. Cuando el equipo de Animal House New llegó hasta el lugar con sus cámaras pudo percatarse que el perrito se veía cansado, triste, y sobretodo, muy hambriento. 

YouTube Animal House New

Los rescatistas intentaron entrar en confianza con el perro, que estaba asustado y no se abría fácilmente ante desconocidos.

YouTube Animal House New

De hecho, al comienzo le ofrecieron un poco de comida y de agua, pero no se sirvió ni una pizca de lo que le pusieron en frente. Con la ayuda de unas herramientas lo liberaron de las pesadas cadenas que tenía alrededor de su cuello.

YouTube Animal House New

Luego, lo subieron hasta una camioneta y lo llevaron a un veterinario para examinarlo. El perrito parecía en buen estado, a pesar de las penurias que tuvo que pasar. Lo único que le afectaba era una profunda pena por haber sido abandonado.

Desde el refugio informaron que sus voluntarios se hicieron cargo de cuidarlo y entregarle amor, y con el paso de los días ha ido mejorando su condición. Ahora el firulais puede jugar y moverse con normalidad, cosas que antes no hacía.