Las víctimas de la caza furtiva no son sólo los adultos, sino toda su familia.

 

Cuando vi por primera vez este video, sin saber exactamente de lo que se trataba, simplemente me conmovió. La historia del pequeño elefante es la historia de muchos. Son huérfanos que sufren lo mismo a causa del comercio ilegal del marfil, extraído de los cuerpos de sus padres para crear figuras de artesanía creada con sus cuernos.

httpv://youtu.be/8NQvjqb2-_c

Cada vez que un elefante es asesinado para despojarlo de sus colmillos, es toda su familia la que sufre

El elefante que es asesinado, macho o hembra, es parte de una manada, de una familia. Los elefantes son animales sociales y es muy posible que tras de sí queden algunos pequeños huérfanos, sin posibilidades de defenderse si no son encontrados por alguna institución que los acoja. Por lo tanto, cuando se mata, por ejemplo, a una madre elefante, no sólo ella es asesinada, sino también sus crías.

Captura-de-pantalla-2015-11-13-a-las-14.50.00
Fuente

El mensaje de la animación es muy evidente y potente. Fue creada por The David Sheldrick Wildlife Trust (DSWT), una fundación keniana que se dedica al rescate y rehabilitación de elefantes huérfanos, víctimas de los cazadores furtivos, al igual que sus madres. La fundación fue creada en 1977 por la doctora Dame Daphne Sheldrick, en honor a su difundo marido y naturalista, David Leslie William Sheldrick.

Captura-de-pantalla-2015-11-13-a-las-14.50.45
Fuente

Si la animación te pareció desgarradora, imagina lo que estos hombres deben presenciar en el día a día. Lo positivo del mensaje es la esperanza de que muchos de estos elefantes huérfanos tienen la posibilidad de rehabilitarse en este tipo de centros, los cuales les dan las herramientas para algún día, poder reintegrarse a la vida salvaje. La DSWT ya ha salvado a 190 elefantes bebés, los cuales han sido reintegrados exitosamente en manadas salvajes de Tsavo, teniendo la oportunidad de crear sus propias familias. No obstante, siempre estarán en riesgo de volver a ser víctimas de ambiciosos cazadores en busca del marfil de sus cuernos.

Captura-de-pantalla-2015-11-13-a-las-14.51.02
Fuente

Se estima que 100 mil elefantes han sido asesinados en los últimos 3 años por cazadores furtivos en busca de marfil.

La tragedia es tal, que sólo en 2011, uno de cada 12 elefantes que existen en el mundo fue asesinado con estos fines. Pero los elefantes no sólo sufren por la ambición del marfil, las poblaciones de elefantes también están en permanente riesgo de perder sus hábitats debido a la constante sequía, la deforestación y la devastación humana del medio ambiente.

Captura-de-pantalla-2015-11-13-a-las-14.52.08
Fuente

A causa de estos estos antecedentes, el elefante africano ya se encuentra en peligro de extinción y podría desaparecer en su estado salvaje:

“Esta especie corre el riesgo de extinguirse en el transcurso de nuestras vidas si la tendencia no se invierte. (…) Dentro de una o dos décadas”.

-Dune Ives, investigadora de la Fundación Vulcan-

Captura-de-pantalla-2015-11-13-a-las-14.52.16
Fuente

Lamentablemente, la inventiva de los cazadores furtivos para evadir a la ley y crear crueles y nuevas formas de asesinar sin dejar evidencia, como la muerte por cianuro, hace que las cifras continúen subiendo.

Ya es hora de tomar consciencia sobre el grave peligro de extinción de los elefantes o, probablemente, nuestros hijos no los conocerán.

Puede interesarte