Por Antonio Rosselot
4 November, 2019

Dicen que el amor de madre mueve montañas, y el pequeño Bambi puede estar seguro de eso.

Este artículo demuestra que los vínculos emocionales entre madre e hijos trascienden las especies, no son sólo entre seres humanos, y su profundidad es realmente emocionante.

En la India, un pequeño ternero estaba paseando por las calles de una ciudad junto a su madre vaca, y un conductor descriteriado pasó su vehículo por encima de la pezuña delantera derecha del ternero. El pobre quedó en el piso, muerto de dolor y sin poder moverse.

Animal Aid Unlimited

Animal Aid Unlimited, una organización de rescate animal local, se enteró de la situación y acudió lo más rápido posible al lugar para asistir al ternerito.

Una vez que llegaron al lugar, alguien ya había amarrado un trapo alrededor de la pezuña herida para detener el sangrado, pero no hacía mucha diferencia, ya que el dolor del ternero no lo hacía reaccionar. A la vez, su madre estaba inquieta mirando la escena, sin despegar un ojo del sufrimiento de su retoño.

Animal Aid Unlimited

El equipo de rescate se puso en acción para trasladar al ternero a un lugar seguro y, como era de esperarse, la vaca reaccionó con pánico: pensaba que se llevarían a su ternero y que no lo podría ver nunca más. En el video que les mostraremos a continuación, se ve cómo la vaca corre desesperada tras los rescatistas:

Pero lo que la madre no sabía, es que ella también iba a ser trasladada junto a su pequeño. Una vez que ambos estuvieron a salvo, los rescatistas y el equipo veterinario pudieron examinar con más detención al ternero.

La pezuña de Bambi —como lo bautizaron en el refugio— estaba totalmente arrancada y la herida muy expuesta, así que necesitaría unas cuantas semanas de recuperación consciente y rigurosa.

Animal Aid Unlimited

Afortunadamente, el tratamiento hizo su efecto y el pequeño volvió a su rutina anterior, llena de juegos y actividades. Sin embargo, ¡ahora ya sabe que no puede alejarse demasiado del cuidado de su madre!

Puede interesarte