Por Felipe Costa
19 mayo, 2021

La ballena asesina saltó por encima de los 4 metros, logrando una aparente pirueta para la historia, sin embargo, las intenciones reales de este animal solo respondían a su instinto de caza.

Las orcas son mamíferos tan sorprendentes como aterradores. Estos animales pueden parecer muy cautivadores a simple vista cuando se dejan ver en medio del océano, pero la verdad es que su instinto de caza puede transformarlas en una de las especies más peligrosas del mar. En esta ocasión, te enseñamos el video grabado por un internauta, en el momento preciso en que una ballena asesina salta varios metros buscando agarrar a su presa.

Apoyo – iStock

Ubicados en el Cabo Pulmo, uno de los parques naturales más concurridos para actividades de buceo en México, un grupo de turistas se preparaba para visitar el mundo subacuático cuando de pronto, unos cuantos delfines aparecieron, aparentemente para saludar a los botes. No obstante, los mamíferos del mar en realidad estaban intentando escapar de una orca.

Miguel Cuevas, uno de los presentes, se encontraba grabando dentro del bote, cuando sorpresivamente saltó un delfín y medio segundo después una gigantesca orca que se elevó por encima de los cuatro metros.

migel.cuevas19

Para los turistas se trató de todo un espectáculo de la naturaleza, es más, quedaron encantados de haber sido testigos de aquel grandioso salto. Aún así, luego reflexionaron y se dieron cuenta de que aquella orca en realidad no saltó para saludar, sino que buscaba cazar en el mismo aire al delfín.

Puede parecer tenebroso, pero hay que recordar que estas llamadas ballenas asesinas, tienen una de las dietas más diversas del mundo marino. Pueden alimentarse tanto de aves, pingüinos, tortugas y focas, como de pescados, marsopas, ballenas grandes y también delfines.

Uno de los miles de internautas preguntó en la publicación de Instagram si acaso estaba cazando al delfín, a lo que Cuevas respondió, “sí, un pobre delfín”.

Muchos quedaron tristes por el pobre animal amenazado, pero la verdad es que esa es la cautivadora naturaleza de los seres vivos, una que mantiene su ciclo instintivamente, responsable de conservar el equilibrio entre las distintas especies en los distintos ecosistemas del planeta.

Puede interesarte