Por Felipe Costa
14 mayo, 2021

El proyecto intenta que los animales salgan lo más pronto posible de los albergues, para que tengan contacto con un hogar real. El trabajo es totalmente voluntario y ha tenido excelentes resultados.

De seguro más de alguna vez nos ha pasado que amigos o familiares nos consultan por un espacio en nuestras casas para cuidar a algún animalito de la calle, o incluso nosotros mismos al encontrar algún gato o perro abandonado, buscamos a quien esté dispuesto para cuidarlo, pudiendo pasar semanas sin un interesado. Pues ante este problema, una profesora comenzó un proyecto que intenta resolver la falta de hogares temporales para los animalitos sin hogar y de esta manera evitar sus estadías en la calle o en una perrera, informa El Comercio.

Un Tiempo Guau

Andrea Alcalá, trabaja como profesora en Perú y hace dos años adoptó a su perro Otto de un hogar temporal. La familia que lo mantenía alimentado, mientras se buscaba un dueño definitivo, había hablado con un refugio de animales, que ante la falta de espacio, consiguieron que se mudara por un tiempo a una casa.

En aquel momento Andrea descubrió que un hogar temporal de animales permite conocerlos en un ambiente doméstico y saber cómo se comportan, dudas que no faltan en todo aquel que quiere adoptar.

Un Tiempo Guau
Un Tiempo Guau

Entonces pensó, qué pasaría si los albergues tuviesen una red de contactos de personas dispuestas a “hospedar” animales sin hogar hasta encontrarles dueños, y así nació “Un Tiempo Guau”, que como bien hace alusión al nombre, es comprometerse a pasar un tiempo no muy extenso con aquel cachorro o felino que lo necesite.

Para ello se toman todas las precauciones, como por ejemplo asegurarse que el animal no sea violento, que esté sano y que el lugar al que llegue tenga la capacidad de cuidarlo como corresponde. Al no haber presupuesto para entrenadores, se espera que los cuidadores le dediquen algunos minutos al día a enseñarles cosas básicas. Los cuidadores temporales además rellenan un documento comprometiéndose con al menos un mes voluntariamente.

Un Tiempo Guau
Un Tiempo Guau

Cuando los perros o gatos consiguen su hogar, los albergues se ponen en búsqueda de familias o personas dispuestas a adoptar una mascota. Se les cuenta el trayecto que ha tenido el animal y si es joven o adulto.

Un Tiempo Guau

La organización por su parte se encarga de entrevistar a los solicitantes y de hacer el último vínculo. Este riguroso proceso puede tardar más, debido a que se aseguran de conseguir la mayor estabilidad para los peludos. Finalmente se lleva al animal a su hogar definitivo, y como es costumbre en varios centros de adopción, se les hace un monitoreo cada cierto tiempo que verifique que todo sigue bien.

Actualmente, Un tiempo Guau trabaja con tres albergues de la ciudad de Lima y han conseguido darle hogar definitivo a 7 animales y 9 están con una familia temporal. Andrea cree que este es solo el comienzo de una iniciativa que ha tenido muy buena aceptación, encontrándose con gente maravillosa llena de ganas de aportar aunque sea un tiempo limitado.

Puede interesarte