Por Valeria Urra
24 August, 2022

Si bien en un principio se pensó que podría ser una conducta aislada de los primates, ahora podría quedar confirmado que sus cuidadores los entrenan para realizar esta “broma”.

Hace un tiempo te contamos un polémico hecho ocurrido en el Safari World de Bangkok, en Tailandia, donde una chica quiso tomarse una foto con un orangután para tener un lindo recuerdo de su visita por el zoológico.

Sin embargo, quedó muy sorprendida luego de que el animal se acercara a ella y, sin previo aviso, se pusiera detrás y le apretara los pechos mientras mostraba una “coqueta” sonrisa.

TikTok @angelorangelor

En ese momento se generó un gran debate en el cual la gente se preguntaba si éste sería solo un comportamiento extraño del animal, o si los trabajadores del zoológico lo entrenaron para realizar esta “broma”.

Pero ahora parece haber quedado confirmado que no es una conducta aislada y que efectivamente pudo haber sido enseñado por sus cuidadores, pensando que es algo gracioso y que divertirá a los visitantes que desean una foto con ellos.

TikTok @angelorangelor

En este caso, la situación la vivió la joven de 27 años, Angel Orangelor, quién mostró una sonrisa algo incómoda cuando el primate envolvió sus brazos en ella, tocando así sus pechos. Para posteriormente darle un beso en la mejilla y mostrar los dientes.

No obstante, Angel defendió el actuar del animal. “El orangután solo estaba tratando de mostrarme algo de amor. Se veía muy lindo. No me hizo daño y estaba siendo amable. Mis amigos pensaron que era gracioso. Teníamos un vínculo real”, manifestó.

TikTok @angelorangelor

Mientras que uno de sus amigos también le bajó el perfil a la situación, indicando que “Él sabe que no puede meterse en problemas por hacer esto, por eso se ríe”.

Cabe agregar que Dararat Suwanmai, la chica de 24 años a quien le pasó lo mismo en el pasado, de igual forma se mostró tranquila con la situación en que el animal la tocó. “Me eché a reír cuando me di cuenta. Era una criatura algo amistosa”, indicó.

“El Bangkok Safari Park tiene varios orangutanes con los que los visitantes pueden posar. Sin embargo, han desarrollado malos hábitos que incluyen tocar y besar a las visitantes”, aseguraron desde Daily Mail.