Por Cristofer García
25 January, 2023

“Estuvimos contigo todo el tiempo pero no pudimos salvarte”, dijo Mercy Clínica Veterinaria, en Monterrey, Mexico, al recibir el caso de este perrito arrollado en la calle. El canino se había escapado de casa y tuvo este lamentable desenlace.

Los perros son seres vivos que se vuelven miembros muy importantes de sus hogares, porque al final cumplen un rol tan relevante como cualquier otro. Aquellas familias que cuidan a sus peludos como merecen, entienden el valor que tienen ellos y harán lo posible para que nada les falte.

Es por esto mismo que será una situación muy dura cuando algo les pasa a sus mascota, como el hecho de que se pierdan de sus hogares cuando se escapan por error. En esas circunstancias se dedicarán a buscarlos esperando que no ocurra lo peor.

En esa lamentable situación se encontraba una familia de la Colonia Álvaro Obregón, en Monterrey, Mexico, la cual no pudo seguir el rastro de su perrito raza husky cuando huyó de casa. Lastimosamente le encontraron cuando ya era muy tarde.

Kedamono Huerta

A través de una publicación en la red social Facebook, Mercy Clínica Veterinaria informó que había recibido al peludo sin vida luego de que lo encontraran en la calle, momentos después de que un automóvil lo arrollara. Fue así como empezaron a buscar a los dueños del canino y por fortuna los hallaron.

“¿Lo estas buscando? Hoy se te encontró a las 12:30am, arrollado a la mitad de la calle, una familia decidió ayudarte y moverte con cuidado a la banqueta, llegamos para saber en qué podíamos ayudarte, fuiste trasladado a Mercy Clínica Veterinaria. Estuvimos contigo todo el tiempo pero no pudimos salvarte, lamentablemente fue muy grave la situación en la que estabas”, escribió la clínica.

“Si tu familia te está buscando, que sepan que muchas personas y médicos estuvieron contigo. Husky, macho, de entre 2-5 años de edad, collar azul”, añadió.

perrito-familia-despedida

En los comentarios apareció quien sería la dueña del peludo, devastada por haber perdido de una manera tan trágica a su compañero perruno, a quien ni siquiera pudo tener cerca en sus últimos momentos. Al menos tendrá la oportunidad de despedirlo luego de tan buena acción de esta veterinaria.

“Gracias por atenderlo infinitas gracias no saben lo triste que es para mi verlo así, el no era un perro de la calle se llamaba Rolo, pero se nos salió y cuando nos dimos cuenta paso esto, se que no es justificación disculpe las molestias causadas y mi eterna gratitud se que Dios los recompensara por su labor“, dijo Kedamono Huerta, dueña del perrito.