El video contiene imágenes que puede herir tu estómago y sensibilidad.

Es solo un aviso. Si estás comiendo o planeas hacerlo en unos minutos más, cierra rápidamente este post porque lo que verás a continuación podría darte un poco de asco. Igualmente te desesperarás con la carita de este pobre gatito con su nariz más que hinchada; los veterinarios necesitaban urgentemente retirar lo que tenía adentro.

Juro que me dan ganas de correr rápidamente y abrazar a este pobre gatito de Nebraska, en Estados Unidos, para que no sienta dolor. Pero es algo inevitable. Un equipo de veterinarios deben a como de lugar retirar ese “algo” que tiene adentro de la nariz.

El equipo de veterinarios encabezado por la Doctora Farrington tiene que extraerle el inmenso y asqueroso parásito que tiene dentro de su naricita color rosa:

En el video se puede ver cómo al sacar la larva, las enfermeras exclaman:

“¡Oh, Pobre gatito bebé!”.

Atención, el video puede herir tu sensibilidad.

Eso negro y asqueroso que vieron, es una larva cuterebra, de la mosca Cuterebra, parásito que afecta a los pequeños mamíferos que están expuestos al aire libre. Las larvas debieron acceder al pequeño animalito por una herida abierta.

Por suerte pudieron sacar el parásito a tiempo. Así luce el gatito sin su nariz hinchada. 

¡Menos mal que el gatito ahora está bien!

Puede interesarte